Fabricar en Asia: ¿qué país es más conveniente para los importadores?

Los emprendedores que se inician en el comercio internacional para localizar proveedores a costes competitivos, o los ya experimentados que buscan aumentar su margen de beneficio, se suelen encontrar ante una disyuntiva: ¿qué país elegir para fabricar en Asia?

Hasta hace poco tiempo las alternativas estaban claras: China o India. Sin embargo, el fuerte crecimiento de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) ha propiciado que este grupo de países se convierta en una opción atractiva para los importadores españoles.

China está optimizando sus procesos de fabricación para ofrecer grandes volúmenes mientras que India se focaliza más en la producción a pequeña escala. El sudeste asiático se ha erigido ya como la sexta economía mundial

Todos ellos, tanto los tradicionalmente exportadores como China o India como los nuevos centros productivos de la ASEAN, tienen ventajas e inconvenientes que conviene analizar antes de decantarse por una u otra opción.

Ante la decisión de fabricar en Asia, es preciso valorar los puntos fuertes de cada país en cuanto a capacidad de fabricación e industrias en las que destaca. Algunos de los factores que se deben tener en cuenta para elegir proveedor en un país u otro son: costes de producción, logística, comunicaciones, experiencia en fabricación, cualificación de la mano de obra, aranceles y aduanas.

China e India, las principales opciones

China toma la delantera, en muchos casos, cuando se trata de buscar costes muy competitivos así como en lo referente a logística y transporte.

India, por su parte, está invirtiendo en el desarrollo de ferrocarriles, autopistas, puertos y aeropuertos en todo el país, con el objetivo de reducir los tiempos de transporte y los costes en un 20% en los próximos años.

China e India tienen capacidad para producir una amplia gama de bienes de consumo. En ambos casos, la especialización de la mano de obra y el proceso productivo en la cadena de suministros ha mejorado mucho en los últimos tiempos, lo que las convierte en opciones muy competitivas aunque con diferencias.

En China, las actividades principales son electrónica, aparatos eléctricos, textiles, ropa, muebles, calzado, productos de papel, piezas de automóviles y electrodomésticos.

En India, los principales productos exportados son joyas, seguidos de textiles, en especial, de algodón. India es experta en esta materia prima con la que produce bolsos, accesorios, ropa y calzado. Muebles, materiales de construcción, manufacturas de hierro y acero, piezas para automóviles, derivados de la madera y aparatos electrónicos para fines médicos también centran gran parte de su producción.

Los «dragones» del sudeste asiático

Los «dragones» del sudeste asiático, como popularmente se conoce a la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), formada por Indonesia, Malasia, Filipinas, Singapur, Tailandia, Brunei, Camboya, Laos, Myanmar y Vietnam, se han convertido en unos de los principales receptores de inversión extranjera y aspiran a ser la quinta economía mundial en 2020.

El sudeste asiático en general se está revelando como la principal fábrica de componentes de automoción. Por su parte, Myanmar, Camboya y Laos tienen un acuerdo para importar a Europa sin aranceles.

Estas son sus áreas de especialización:

  • Indonesia. Destaca en casi todos los sectores de la industria textil, desde producción de fibras artificiales (poliéster, el nailon y rayón), hilado de fibras y producción de tejidos hasta teñido, estampado y confección de ropa.
  • Malasia. Sus puntos fuertes son circuitos integrados, antenas y equipos de televisión.
  • Filipinas. También destaca por los circuitos integrados, las antenas y los equipos de televisión.
  • Singapur. Como los anteriores, circuitos integrados, antenas y equipos de televisión.
  • Tailandia. Destaca en el sector textil por la producción de prendas de vestir y en la fabricación de ordenadores.
  • Camboya. Su punto fuerte de producción se centra en la industria textil.
  • Myanmar. Además de la producción textil, es rica en recursos naturales.
  • Vietnam. Con el sector textil en el primer puesto (en especial confección de ropa), también destaca en calzado deportivo y moda en todas sus variantes. En el sector tecnológico, circuitos integrados, antenas y equipos de televisión.

Aparte del grupo de países miembros de ASEAN, no podemos olvidarnos de Bangladesh, por su industria textil, y Corea del Sur, con la electrónica y los productos tecnológicos como principal exportación.

Las opciones para fabricar en Asia son, por tanto, muy variadas. La elección de un proveedor en un país u otro dependerá, principalmente, de la categoría del producto, las cantidades a importar, la calidad y especialización que busquemos, la complejidad del proceso de fabricación y los aranceles de cada país.

Control de calidad de la mercancía | Bull ImporterConsejos para un control de calidad de la mercancía antes de su importación
Retención en aduanas de la mercancía importada | Bull ImporterRetención en aduanas de la mercancía importada: causas y soluciones