Aranceles: tipos de partidas y clasificación de mercancías

¿Te solucionamos quebraderos de cabeza, sufrimiento e incertidumbre?. Eres bienvenid@ a la importación perfecta. Disfruta de seguridad total, sin perder tu rentabilidad.

Los aranceles son los impuestos que paga el importador según el sistema de clasificación de mercancías TARIC. La partida arancelaria, el país de origen de la mercancía y el país de destino sirven para calcular los impuestos y para establecer si se deben cumplir ciertos requisitos para la importación. Conocer y aplicar correctamente las partidas arancelarias evita grandes pérdidas económicas debidas a sanciones, devoluciones al país de origen o destrucción de la mercancía en la aduana.

El código TARIC aplica distintas reglas a la importación de productos procedentes de terceros países. Las mercancías se clasifican en partidas arancelarias y reciben una nomenclatura única y específica en función de la cual se aplican los aranceles.

El importador debe abonar los impuestos para que se le haga entrega de la mercancía. Si las autoridades aduaneras detectan algún error en la clasificación de la partida arancelaria, pueden multar al importador, obligarle a realizar una liquidación complementaria del impuesto o, incluso, devolver la mercancía a su origen. Los criterios de clasificación de los aranceles son complejos, por lo que, para evitar imprevistos, conviene delegar esta tarea en un experto en gestiones de importación como Bull Importer.

Clasificación de aranceles

Los aranceles son un tipo de impuesto y, como tal, pueden ser más o menos elevados en función de diversos criterios. En algunos casos, ciertas mercancías están exentas de pago dependiendo del país de origen y de los acuerdos internacionales.

Los aranceles habituales son:

  • Ad-Valorem. Son los aranceles más frecuentes. Se calculan aplicando un porcentaje sobre el valor de la mercancía importada.
  • Específicos. Son aranceles que se calculan por volumen o cantidad. Se suelen aplicar sobre el peso o las unidades de mercancía.
  • Mixtos. Son una combinación de los dos anteriores.
  • Compuestos. Son más complicados de calcular porque combinan diferentes criterios y normativas.
  • Derechos Asociados a la Política Agrícola. Este tipo de aranceles suele ser una combinación de mixtos y compuestos.

Aunque estos son los más frecuentes, no se emplean en todos los casos ni en todos los países. En ocasiones, se aplican medidas temporales que reducen, incrementan o eliminan los impuestos. Por este motivo es tan importante conocer la normativa aplicable a cada importación.

Clasificación de mercancías por partidas arancelarias

Las partidas arancelarias sirven para clasificar las mercancías según su materia prima, el tipo de elaboración y su forma de presentación, entre otros criterios.

El origen de la mercancía influye en la aplicación de los aranceles y, salvo en caso de productos totalmente fabricados en un país, la clasificación suele ser compleja, ya que combina diferentes variables y normas de la legislación aduanera.

Estos son algunos de los criterios que se tienen en cuenta para la clasificación de las partidas arancelarias:

Productos naturales

  • Sin elaborar, es decir, materias primas vegetales, minerales o animales.
  • Elaborados, por ejemplo, materias primas que han sido congeladas o secadas.

Productos terminados

  • Por tipo de manufactura. Clasificados por su composición y grado de elaboración.
  • Por su función. Clasificados por su uso, su destino o su función principal.

Forma de presentación

La forma de presentación de la mercancía puede ser importada a granel, envasada al vacío, desmontada, etc.

Productos enteramente obtenidos

Se consideran enteramente obtenidos los que se fabrican íntegramente en un solo país.

Productos con transformación sustancial

En este caso, se suele considerar como país de origen aquel donde se ha producido la última transformación o la elaboración más importante.

Productos con transformación insuficiente

Este criterio se puede aplicar a mercancías embaladas, ensambladas o separadas por bultos.

Como se puede observar en este escueto resumen, asignar el origen de la mercancía y la partida arancelaria requiere conocer a fondo los métodos de clasificación para no cometer errores.

Nuestra experiencia nos capacita para agilizar las operaciones de importación de nuestros clientes, como en el caso de la clasificación arancelaria. Si desea importar mercancía de Asia, no dude en consultar nuestros servicios de gestión.

¿Qué obtienes con nosotros además de tranquilidad y seguridad?

    1. Comprobamos que los certificados del producto cumplen con la normativa vigente CE y no China Export.
    2. Comprobamos que el proveedor o fabricante es legal, existe y es solvente.
    3. Te aprovechas de años de negociaciones con transitarios, bancos, transportistas, agentes de aduanas, aseguradoras y de los costes negociados por volumen de operaciones realizadas por más de 25 años de gestiones.
    4. Te beneficias de saber que te rodean los más y mejores especialistas y técnicos de toda la cadena desde la compra hasta la entrega del producto en tus instalaciones.
    5. Te aseguras de que se va a seguir un riguroso control y procedimiento, que está patentado en la propiedad intelectual por el CEO de la empresa desde el año 1986 y que se ha ido actualizando año a año según han ido cambiando las normativas, aranceles, dumping, antidumping, etcétera.
    6. Realizas todos los pagos a Bull Importer y no a una empresa en China, India, Turquía, Bangladesh u otros países, garantizando aún más todo el proceso.
    7. Te ahorras el tener que estar pendiente de atender en cada momento y formalmente toda la documentación y justificación repetitiva a todos los intervinientes y agentes de la autoridad.
    8. Te ahorras el tener que prestar atención durante 5 años siguientes a la importación a posibles inspecciones de tus importaciones, causadas por falta de documentación o transparencia o por incumplimiento involuntario por tu parte y causado por terceras personas (agentes y transitarios) que no han realizado bien su trabajo.
    9. Te ahorras horas y horas de consultorías, cursos online y asesorías para una correcta importación y contabilización de la importación.
    10. Obtienes precios totales, con todos los impuestos y arancel incluidos hasta tu empresa, CONOCIENDO CON ANTELACIÓN la RENTABILIDAD REAL DE TU IMPORTACIÓN.

Accede a nuestras ofertas únicas mensuales. Paga 1 sola vez y repite sin coste las veces que quieras. Realiza importaciones con completa seguridad, sin perder rentabilidad y enfócate al 100% en tu negocio.

Fabricar en China con éxito | Bull ImporterFabricar en China con garantías de éxito
Carta de crédito en importación | Bull ImporterVentajas de usar la carta de crédito en importación