China planea eliminar las barreras antidumping para ser aún más competitiva

La compra y fabricación de productos en China podría ser aún más ventajosa en 2017. Durante 15 años, hasta el 11 de diciembre pasado, sus precios han estado sometidos a unas estrictas normas antidumping impuestas por la Organización Mundial del Comercio (OMC). Se pretendía así que China no vendiera a precios inferiores a los de producción en los países compradores. Expirada la cuarentena de 15 años, China negocia una por una la eliminación de las barreras antidumping y su ingreso formal en la OMC. Como resultado, centenares de productos y materias primas pueden inundar los mercados a precios mucho más bajos.

Tras arduas negociaciones, China ingresó en 2001 en la OMC en un intento por abrirse al mercado mundial derribando barreras y afrontando el enorme desafío que suponía reducir los subsidios estatales y las protecciones. El mercado y la industria nacional china se abrieron a la competencia extranjera, lo que implicó un gran incentivo para sus exportaciones y para la inversión extranjera en el país asiático.

La eliminación de barreras antidumping para China implicaría una importante reducción de los precios de las exportaciones de productos hasta ahora controlados por la OMC

El pasado mes de diciembre se cumplió el 15º aniversario del ingreso de China en la OMC, periodo en el que el país ha experimentado un fuerte crecimiento económico. China ha pasado a convertirse en este tiempo en la segunda mayor economía del mundo. Gracias, entre otras cosas, a su integración en la OMC el volumen total de exportaciones e importaciones chinas pasó de 0,51 billones de dólares en 2001 a 3,96 billones de dólares en 2015.

La prosperidad china ha implicado también la creación de oportunidades de negocio para el resto de países. Las cifras lo dejan claro: su contribución del PIB real al crecimiento mundial ha evolucionado en estos años desde el 0,53% a casi el 25%. En los próximos 5 años se espera que la inversión extranjera en el país asiático alcance los 750.000 millones de dólares y que el volumen total de exportaciones e importaciones de China llegue a los 8 billones de dólares.

Un nuevo estatus de China en la OMC, primer paso para eliminar las barreras antidumping

Desde el 12 de diciembre de 2016, China debería pasar a ser considerada por la OMC como una economía de mercado con todas las implicaciones que ello conlleva. Una de las consecuencias de ese cambio de estatus se encuentra en la modificación de las medidas antidumping que hasta ahora se vienen aplicando, lo cual beneficiaría a los precios de las importaciones chinas en España en los productos que hasta ahora se han visto restringidos.

El proceso no está siendo automático y China ha solicitado la eliminación de estas barreras económicas, lo que implica cambios en la legislación de diversos miembros de la OMC en el ámbito de la discriminación de precios para prevenir prácticas poco éticas.

Desde su adhesión a la OMC, China acató la mayoría de derechos y obligaciones que conlleva formar parte del Acuerdo Sobre Aranceles Aduaneros y Comercio. Una de las principales excepciones fue en materia de dumping, dado que se estableció para China un estatus de economía de no mercado a causa de las condiciones irreales de su mercado.

En la actualidad China negocia una modificación de estas restricciones para pasar a ser considerada como una economía donde se manejan las mismas condiciones de mercado del resto de miembros de la OMC. Queda por ver cómo transcurre el proceso, ya que China debe demostrar que cumple esas condiciones. El siguiente paso sería la adecuación de la legislación del resto de países para otorgar a China su nuevo estatus.

Un viaje a China para conocer las gafas de sol de importación que más se venderán
Importar mercancía de China y hacer turismo será posible en el tren más largo del mundo